Baños con Sulfato de Magnesio para músculos adoloridos

El magnesio es el cuarto catión más abundante en el cuerpo, se encuentra distribuido ampliamente por el organismo, encontrándose 60-65% del total en el hueso, 27% en el músculo, 6-7% en otras células y 1% en el líquido extracelular. La fuente principal del Mg es la dieta, encontrándose principalmente en cereales, germen de trigo, nueces, almendras, granos enteros, pescado, camarones, y diversos vegetales, especialmente los de hoja verde.

El sulfato de magnesio (o sales Epsom) es conocido por sus múltiples propiedades benéficas para el organismo, entre las cuales se encuentran la relajación del sistema nervioso, la reducción de la inflamación y la relajación de los músculos.

Para aliviar dolores musculares, báñate por 30 minutos en una tina de agua caliente con una taza de sales Epsom disuelta en ella.
También puedes exfoliar la piel de todo el cuerpo (previamente mojado) con un puñado de sales Epsom después de hacer ejercicio para reducir el dolor muscular.